Aunque los estadounidenses están sufriendo menos ataques cardiacos, la tasa está aumentando de forma dramática entre los menores de 40 años.

De hecho, un 20 por ciento de las personas que sufren un ataque cardiaco tienen 40 o menos años de edad, una tasa que ha aumentado en un 2 por ciento al año durante 10 años, según una nueva investigación.

Actualmente, algunas de esas personas están en la veintena o la treintena, señaló el autor sénior del estudio, el Dr. Ron Blankstein, cardiólogo en el Hospital Brigham and Women's, en Boston. Apunto que era "increíblemente raro" ver que alguien menor de 40 años tuviera un ataque cardiaco.

"En base a lo que vemos, parece que nos movemos en la dirección equivocada", lamentó.

Estas víctimas jóvenes de ataques cardiacos también tienen los mismos riesgos de morir que otros pacientes mayores de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

"Incluso si está en la veintena o la treintena, una vez ha tenido un ataque cardiaco, está en riesgo de más eventos cardiovasculares, y se tiene el mismo riesgo que alguien mayor", dijo Blankstein.

Los factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión, fumar, los antecedentes familiares de ataque cardiaco prematuro y el colesterol alto fueron iguales entre las personas mayores y las jóvenes que sufrieron un ataque cardiaco, encontraron los investigadores.

Los pacientes más jóvenes bebían menos alcohol, pero era más probable que abusaran de sustancias: un 18 por ciento usaban marihuana, y un 9 por ciento usaban cocaína.

En el estudio, Blankstein y sus colaboradores recolectaron datos sobre casi 2,100 participantes menores de 50 años de edad admitidos por ataques cardiacos en dos hospitales.

"Muchas personas piensan que un ataque cardiaco es inevitable, pero la gran mayoría se podrían prevenir mediante una detección más temprana de la enfermedad y unos cambios agresivos en el estilo de vida y la gestión de otros factores de riesgo", apuntó Blankstein.

Para protegerse, recomienda evitar el tabaco, hacer ejercicio con regularidad, comer una dieta saludable para el corazón, perder peso si debe perderlo, gestionar la presión arterial y el colesterol, evitar la diabetes, y evitar la cocaína y la marihuana.

En un estudio relacionado, el equipo de Blankstein encontró que 1 de cada 5 pacientes que sufrieron un ataque cardiaco antes de los 50 años también tiene diabetes. Los diabéticos son más propensos a sufrir ataques cardiacos repetidos y a fallecer de un ataque cardiaco que otras personas.

Esos pacientes necesitan un tratamiento agresivo, enfatizó Blankstein. Algunos medicamentos para la diabetes pueden reducir el riesgo de ataque cardiaco, añadió.

Los hallazgos se presentarán el 17 de marzo en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en Nueva Orleáns. Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Click to read in English:Heart Attacks Striking More Young Adults

About Vive Michigan Bilingual Magazine

Vive Michigan Bilingual Magazine is a free monthly publication that reaches Kent County’s residents in West Michigan,  dedicated to family themes in a variety of topics. Every month and during the year, we publish stories that promote local education, wellness, sports, healthy eating, finances, home ownership,  fitness, local events and more.

Contact Us

Our Offices

Grand Rapids, Michigan
Po. Box 9283
616.328.3842

Ultimos Artículos

27
Mar2019

Una prueba común par...

Una prueba de uso común para la diabetes quizá no detecte la enfermedad igual de bien...

21
Mar2019

¿Pueden algunos niño...

Algunos niños pequeños que se piensa que tienen autismo "dejan atrás" el diagn&...

20
Mar2019

Ceviche

¿De donde proviene el nombre de ceviche?Una versión dice que el ceviche, viene de la p...

19
Mar2019

Más adultos jóvenes...

Aunque los estadounidenses están sufriendo menos ataques cardiacos, la tasa está aumen...